jueves, 5 de febrero de 2009

¿Desde cuándo eres tan... triste?

Al principio parecía un sueño. No podía ser verdad. Era inimaginable que fuera real, pero cuándo fui capaz de abrir los ojos me dí cuenta de que no era ningún sueño, que era la pura realidad y que de verdad dolía. Dolía tanto... tanto dolor en el cuerpo y en el alma. Tanto dolor en cada parte de mi cuerpo. El corazón parecía haverme dejado de lado. Me dió la sensación de que no estaba conmigo, que no me acompañaba -¿había muerto?- y a mí las lágrimas me florecían por todas partes. No lo podía controlar. Mis sentimientos (ahora más que nunca) estaban a flor de piel y no podía esconderlos debajo de la piel de gallina. Me encontraba en una habitación oscura, muy oscura. Cuatro paredes y nada más. Yo y mi miedo. Los dos solos. Más solos que nunca. Eramos pasajeros de un tren que nunca llegó a su destino. Atrapados entre telarañas del tiempo. No podíamos escapar. Me encontraba muy muy sola. Creo que llegué a encontrarme demasiado sola, hasta el punto de desaparecer. Hacía mucho frío y el dolor persisitia. El miedo que había guardado durante días o quizá meses crecía en mí. La cabeza me daba vueltas y yo... yo dejé de saber quién era. Hubo un instante -apaciblemente eterno- en el que me sentí bien, extrañamente bien. No sentía mi corazón latir en mi pecho, ni lo notaba, pero sé que ese fue un sentimiento tan extraño pero a la vez tan anhelado. Empezó a llover tan pronto cómo mis lágrimas acariciaban mis mejillas y se perdían por las pequeñas arrugas de mi cuello. Y entonces no paró de llover en 3 días...

12 crujidos:

aLba dijo...

contando nuestros miedos tal vez lleguemos a superarlos ....
algun dia de estos

MARIO ALONSO dijo...

Esa lluvia es sana... arrastra penas, miedos y dolores... espanta fantasmas... despeja el camino.

Ánimo, niña, aquí seguimos, caminando juntos de la mano, hoy por ti, mañana por mí... para eso estamos los amigos.

Besos grandes.

woman in love dijo...

la tristeza es un estado de ánimo tan intenso que cuesta deshacerse de él

besos

Diario de nuestros pensamientos dijo...

esta bien desahogarse... solo ai se consigue superar un vaxe
besitos nenita

laura dijo...

ánimo niña
sea lo que sea, pronto pasará.
tan rápido como se pierden las lágrimas en las mejillas.
Llora si eso te desahoga pero...
Se fuerte.

El post igual de intenso que siempre.

Besos!

Deep dijo...

y no nos queda otra que esperar a que el tiempo cicatrice todo lo que duela

Juan Antonio dijo...

Tres días que pudieron ser tres mil, o tres mil años, o una eternidad de lluvias. Y ese frío.

Besos.

desahogandome dijo...

Después de leer este relato... me hago una idea de lo que es morir de miedo...

precioso

un saludo

seo dijo...

aix niña que triste sentirse asi. pero lo bueno es que se pasa. el texto es muy bueno, pero lo dicho no me gusta que nadie se sienta asi.

un beso

àngela dijo...

Mientras sientas hay vida

Anne dijo...

Me encanta la forma en que describes!

Un beso

Anónimo dijo...

wow.... eso y muchos sentimientos mas pueden estar en nuestro interior que aveces solo es necesario escribirlos... me gusta mucho!!

Publicar un comentario

Y dime, ¿que sientes?

Tienen las manos frías...

Los textos de este blog son míos así que por favor respétame y no copies. Gracias.
Todos los derechos reservados © 2010 Alba Aguilera

Modified by Blogger Tutorial

La chica de las manos frías ©Template Nice Blue. Modified by Indian Monsters. Original created by http://ourblogtemplates.com

TOP