sábado, 4 de octubre de 2008

Volando

Subí tan alto, tan alto que llegué hasta ese punto en el que ves cómo el azul se convierte en negro. Desde ahí se ve todo tan pequeño y me sentí tan grande. ¿sabes? Estaba volando.

1 crujidos:

Dédalus dijo...

Es bellísimo volar, tener esa perspectiva... pero siempre con la confianza de poder pisar tierra, cuando uno lo desea.

Un beso, Alba. No sé muy bien cómo he llegado hasta aquí.

Publicar un comentario

Y dime, ¿que sientes?

Tienen las manos frías...

Los textos de este blog son míos así que por favor respétame y no copies. Gracias.
Todos los derechos reservados © 2010 Alba Aguilera

Modified by Blogger Tutorial

La chica de las manos frías ©Template Nice Blue. Modified by Indian Monsters. Original created by http://ourblogtemplates.com

TOP