martes, 4 de noviembre de 2008

¿Por cuánto te vendes?

Me vendería por borrar todas las tardes grises. Porque la lluvia me pillará muy muy lejos de casa y poder ir andando debajo de ella. Me vendería por poder subirme a una nube y quedarme allí toda la vida, desde ahí todo se ve tan pequeño y me sentiría tan grande, podría dejar los pies sueltos que me colgarán. Ver el amanecer y el atardecer desde el principio hasta el final. Me vendería por huir de aquí. Me vendería por que mis latidos dejarán de morir. Por no suspirar ni anhelar. Me vendería por poder ver cada día una estrella fugaz. Yo, me vendería por poder cada día ver nevar y poder patinar sobre el hielo. Por que cada día chocara con algún atractivo desconocido y que eso llevará a un café y una noche de locura. Me vendería por poder estirarme todas las noches de verano en el prado y ver las estrellas nacer y morir. Me vendería por poder ver miles de puestas de sol y miles de amaneceres. Me vendería por no dormir nunca y vivir. Me vendería por poder viajar por todo el mundo. Me vendería por tan sólo un boli, un papel y una cámara de fotos.
Yo me vendería por una mirada tuya, por un instante contigo, por reír contigo o poder decirte que todo esta bien cuando nada esta bien. Me vendería para poder oler tu aroma y ver esas mejillas rojitas. Me vendería por un segundo, un minuto, una hora, un día o la vida entera a tu lado. Me vendería sin saber porque me vendo. Me vendería sin saber que eres tú. Me vendería por beber contigo, disfrutar de la vida o tener miles de charlas contigo. Me vendería por solo ver una peli contigo o saltar encima de la cama escuchando una canción alocada contigo. Me vendería si cada dia pudiera acariciar ese pelo moreno, negro que cuando le toca el sol por arriba brilla de tal manera que me enciega. Me vendería por poder acurrucarme en tu pecho y escuchar tu corazón, tu respiración. Me vendería por ver tu sonrisa cada mañana o poder cerrar los ojos y palpar tu cara y tu cuerpo. Por jugar cada día contigo y hacerte cosquillas. Me vendería por una canción, una noche contigo o por que me mirarás de esa forma tan tierna. Porque me dijeras cada día algo al oído. Me vendería para que mis anhelos desaparecieran, para que mi corazón lata acompasado al tuyo. Para poder decirte cosas gritando de un lado al otro de la calle, ¡que nos oyera todo el mundo! Me vendería por poder gritar te quiero cuando me apetezca y para poder besar ese cuello que me da vértigo. Poder asfixiarme con tus besos y chocar con tu lengua. Por saber que sabor tiene tu piel. Me vendería por que solo me dijeras ¡hola! cada día.
[...]
¿Por cuánto te vendes?
Píllate los dedos y deja que te invite a un café.
Caliente claro. Y sin azúcar... sin aliento
(Báilame el agua)

7 crujidos:

Espiral dijo...

Yo sólo me vendería por una cosa: por sentirme, eternemente, tan tan bien como me siento ahora mismo.

Besos y mimos

Someone exactly like you. dijo...

Me regalaría por una sonrisa que me dejase sin palabras.

Antón dijo...

No tengo palabras.
Increible.

Un beso

àngela dijo...

Me vendería por esa sonrisa tonta y esos ojos dulces

saudade dijo...

Esto sí que crujió dentro de mí...


Fabuloso. :).

Eclipse de mar! dijo...

wow
que lindo eso de.. HOLA cada día. es demasiado tierno y creo que todos lo sentimos.
me vendería por una persona que se venda por mí.

un beso Alba!! :)

Juan Antonio dijo...

Podría decir por un poco de ternura pintado en sus ojos y no mentiría. También por un poco de locura en sus labios. Tal vez incluso por menos

Besos.

Publicar un comentario

Y dime, ¿que sientes?

Tienen las manos frías...

Los textos de este blog son míos así que por favor respétame y no copies. Gracias.
Todos los derechos reservados © 2010 Alba Aguilera

Modified by Blogger Tutorial

La chica de las manos frías ©Template Nice Blue. Modified by Indian Monsters. Original created by http://ourblogtemplates.com

TOP